Blog

Cómo acceder a la tarjeta sanitaria siendo extranjero

23 Ene 2019 - Categoría: Vivir en el extranjero
Tarjeta sanitaria

Ya podemos decir que estamos en pleno invierno por dos cosas: la nevadas se han generalizado en toda España y por fin se ha declarado el nivel de epidemia de gripe. Es normal que en estas circunstancias muchos tengáis que ir a ver a vuestro médico en los próximos días. Por eso hoy queremos hablar de cómo a acceder a la tarjeta sanitaria siendo extranjero y cómo funciona el sistema sanitario español.

Acceso a la Sanidad Universal
El gobierno actual revertió recientemente la modificación realizada por el anterior gobierno que ponía límites a la hora de poder acceder a la asistencia sanitaria en nuestro país. De esta forma cualquier inmigrante, aunque se encuentre en situación irregular, podrá acudir a un centro de salud. Es importante no confundir la posibilidad de ser atendido con la gratuidad de los tratamientos ya que también se busca actuar contra el llamado “turismo sanitario”. 
El hecho de que todos tengamos derecho a ser atendidos en un centro de salud no quiere decir que cualquier persona tenga derecho a la tarjeta sanitaria. Este documento es solo accesible para aquellas personas que se encuentran de forma regular en nuestro país. 

Qué documentos necesito presentar para solicitar la tarjeta sanitaria siendo extranjero
Para poder optar a tu tarjeta sanitaria es necesario que previamente tengas un número de afiliación en la Seguridad Social. Para este paso previo uno debe contar con un documento de identificación oficial así como estar empadronado en una localidad española. En el caso de solicitar el derecho para beneficiarios se necesitará adjuntar documentación adicional que demuestre la relación con el beneficiario, por ejemplo el libro de familia o certificado de inscripción de pareja de hecho. Puedes localizar qué oficina de la Seguridad Social queda más cerca de tu casa aquí.
Una vez dado de alta en la Seguridad Social podrás acudir a tu centro de salud más cercano para obtener la tarjeta sanitara. De nuevo te requerirán tu documento de identidad más la prueba de empadronamiento y el documento que acredite tu afiliación a la seguridad social. A partir de ese momento se te asignará su médico de cabecera.

Diferentes niveles de atención sanitaria
Siempre que precises recibir asistencia médica debes dirigirte a este médico que se te haya asignado. Estará siempre al corriente de tu historial clínico por lo que será más fácil identificar la evolución de tus patologías a lo largo del tiempo.
En caso de emergencia no hace falta que acudas primero a tu médico de cabecera. Aun así, los especialistas nos aconsejan que seamos cuidadosos a la hora de acudir a los servicios de Urgencias de los hospitales para evitar saturarlos con casos que pueden/deben ser resueltos por otras vías. 
En caso de que necesites ir a un especialista es tu médico de cabecera quien debe derivarte a su consulta, en función de la disponibilidad ese momento. Generalmente esta situación se produce cuando, tras un primer examen, el médico de cabecera considera relevante que otro profesional más especializado analice tu caso.
El último paso de la asistencia sanitaria sería el ingreso hospitalario. En este caso es el especialista quien nos puede derivar a este último nivel, en caso de que necesitemos alguna intervención quirúrgica para tratar nuestra enfermedad.

Acceso a la Tarjeta Sanitaria Europea
Es importante tener en cuenta que gracias a que España es un estado miembro de la Unión Europea, todas aquellas personas que cuentan con una tarjeta sanitaria en nuestro país puede solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea. Este derecho se aplica tanto a los titulares del derecho a asistencia sanitaria como a sus beneficiarios.
La Tarjeta Sanitaria Europea tiene validez en los siguientes estados: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumania, Suecia y Suiza.
Es importante contar con ella si vamos a viajar a cualquiera de estos países. En caso de que necesitemos realizar una visita a un hospital durante nuestra estancia, si contamos con la tarjeta europea, el cargo económico estará cubierto por la Seguridad Social del país de origen. En este caso España.
Puedes solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea a través del portal Tu Seguridad Social.

Validez de la Tarjeta Sanitaria siendo extranjero
La validez de la tarjeta sanitaria siendo extranjero tiene dos requisitos: mantener la condición de asegurado y contar con el permiso de residencia vigente. Cumpliendo estos dos requisitos no debemos tener problemas para poder acceder a la asistencia médica.
Esto no quiere decir que la tarjeta, el documento físico, no caduque. Las competencias de sanidad recaen en las Comunidades Autonómicas por lo que el periodo de validez puede variar de una comunidad a otra. En todo caso si cumplimos con los puntos antes mencionados su renovación se producirá de forma automática.
En el caso de la Tarjeta Sanitaria Europea debes tener en cuenta que el plazo máximo de validez es por dos años, aunque algunas circunstancias pueden alterar este plazo.

¿Cuánto deben pagar los extranjeros por sus medicamentos?
Una de las preguntas más comunes es si los inmigrantes pagan lo mismo que los españoles por los medicamentos o si tienen un régimen especial. En el caso de los inmigrantes en situación regular pagan exactamente lo mismo, sin importar cuál sea su nacionalidad. Además también podrán acogerse a las exenciones previstas por la ley del pago de medicamentos, como en el caso de las personas que perciben una renta de integración social o las personas  en tratamientos derivados de un accidente de trabajo o enfermedad profesional.

En el caso de los inmigrantes sin papeles sí que existe una bonificación para que solo paguen el 40% de los precios de los fármacos, al igual que hacen las personas con una renta por debajo de los 18.000 euros. 
Es posible que en algunos casos algunas comunidades puedan ofrecer algún tipo de ayuda a los ciudadanos que residan en su comunidad para el pago de los medicamentos. Pero de nuevo en ese caso las ayudas serían generalizadas para todos los habitantes de esa comunidad, independientemente de su país de origen para garantizar la igualdad y justicia del sistema.

Utilizamos cookies y otras herramientas de análisis que nos ayudan a entender cómo utilizas nuestro sitio web y a crear una experiencia mejor y más adaptada a nuestros usuarios. Al seleccionar "Aceptar", aceptas el uso que hacemos de las cookies. Obtener más información..