Blog

Moratoria en el pago de hipotecas por el Coronavirus: qué es y quién puede pedirla

01 Abr 2020 - Categoría:
moratoria pago de hipoteca

Una de las causas directas de la situación de confinamiento que estamos viviendo estos días es la pérdida de puestos de trabajos, en su gran mayoría de forma temporal, en todo el país. Hacer pagos a la cuota de las hipotecas, para muchas familias, va a ser muy complicado. Por eso el gobierno ha aprobado una moratoria para el pago de las hipotecas con el fin de poder defender a las familias más vulnerables.

Pero esta moratoria en el pago de hipotecas tiene sus requisitos. Depende de qué tipo de inmueble tengamos hipotecado así como de la renta de la que dispongamos. Por eso hoy queremos repasar los punto principales sobre esta moratoria y cómo puedes solicitar acogerte a ella.

Qué es la moratoria en el pago de hipotecas

La moratoria en el pago de hipotecas es una suspensión en los pagos de las cuotas que tenemos que abonar al banco. Es decir, no se trata de que se nos exima del pago. Simplemente, se produce una congelación de la deuda de forma temporal para que los residentes pueden hacer frente a los pagos en el futuro.

Es importante destacar que se pueden acoger a esta medida aquellas personas que figuren como avalistas de un crédito hipotecario o figuras similares. El objetivo del gobierno es que nadie pierda la casa por esta crisis sanitaria.

También conviene hacer hincapié en que esta moratoria se aplica tanto a nuestra cuota como a los intereses que se generan de la cantidad adeudada

Qué tipo de inmueble debo de tener para solicitar la moratoria

Podrán solicitar la moratoria esas personas que estén pagando una hipoteca para su vivienda habitual. Es decir, las personas que tengan hipotecadas una segunda residencia, por ejemplo un apartamento en la playa, no podrán solicitar esta ayuda.

Además, el gobierno también ha incluido aquellos locales u oficinas de los que sea propietario un autónomo.

Tiempo de validez de esta moratoria

Aunque inicialmente se aprobó la moratoria por un solo mes, el gobierno ha prorrogado la ayuda a un total de tres meses.

Las cuotas atrasadas se deberán abonar una vez haya finalizado el Estado del Estado del Estado del Alarm>a. Pero esto no quiere decir que se tengan que abonar de forma inmediata. El cliente y el banco podrán negociar de forma directa para procesar de la mejor forma posible la devolución de las cuotas atrasadas.

Las cuotas atrasadas se deberán abonar una vez haya finalizado el Estado del Estado del Alarma. Pero esto no quiere decir que se tengan que abonar de forma inmediata. El cliente y el banco podrán negociar de forma directa para procesar de la mejor forma posible la devolución de las cuotas atrasadas.


Quién puede solicitar la moratoria del pago de la hipoteca

Todas las personas que se hayan quedado en paro debido a la crisis del coronavirus o que sean autónomos y hayan perdido el 40% de su facturación podrán solicitar la moratoria en el pago de la hipoteca.

Además hay otros requisitos a tener en cuenta

  • Los ingresos mensuales de la unidad familiar no pueden superar en tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM). Actualmente esta cifra es de 537,84€. Si multiplicamos esta cifra por tres tenemos 1.613,52€.
  • Que la cuota hipotecaría y gastos de suministros supongan el 35% de los ingresos de la unidad familiar
  • Demostrar que haya un empeoramiento de la situación económica debido a la crisis del coronavirus

Qué información necesito presentar para demostrar mi situación de vulnerabilidad

El gobierno requiere una serie de documentación para acreditar que, efectivamente, se ha producido una degradación en el bienestar de las familias que solicitan la moratoria del pago de su hipoteca.

Si has perdido tu trabajo debes presentar el certificado expedido por la entidad gestora de las prestaciones, en el que figure la cuantía mensual percibida en concepto de prestaciones o subsidios por desempleo.

En el caso de que tengas un negocio y lo hayas tenido que cerrar debes presentar el certificado correspondiente expedido por la Agencia Estatal de la Administración.

Lógicamente, debemos acreditar que nos pertenece la propiedad. En ese caso basta con la nota simple, escritura de compraventa y préstamo hipotecario.

En relación con la información personal, debemos presentar copia del libro de familia y/o certificado de pareja de hecho, empadronamiento y declaración de dependencia o incapacidad laboral. De esa forma podrá evaluarse la situación de todas las personas que residan en la vivienda como un conjunto de cara a procesar la solicitud de la moratoria.

Dónde presentar la solicitud de moratoria del préstamo


La solicitud, junto con toda la documentación requerida, debe presentarse directamente en nuestra sucursal bancaria. Es posible que tu entidad haya creado un canal para presentar la documentación de forma telemática y evitar así desplazamientos físicos innecesarios.

El banco deberá responder a la solicitud en un plazo máximo de 15 días. En caso de que la moratoria del pago sea aprobada no es necesario acudir a un notario para consignarla.

Las entidades bancarias también presentan sus propias moratorias

De forma paralela muchos bancos están presentando su propio programa de moratorias en el pago de sus hipotecas. Te aconsejamos, por tanto, que consultes con tu sucursal bancaria cuáles son las condiciones que ellos han marcado para poder acogerte a sus ayudas.

Lucha contra el fraude

Es importante destacar que aquellas personas que se intenten aprovechar de esta situación para evitar hacer frente a sus obligaciones de forma fraudulenta pueden incurrir en delito. Por lo tanto no solo deberán restituir el dinero que se debe, sino que podrán incurrir en otros gastos superiores que causen los correspondientes daños y perjuicios.

En estos momentos debemos ser todos solidarios y actuar con responsabilidad para poder hacer frente a esta crisis sanitaria que está afectando a todo el mundo. Así que consulta cuáles son todas tus opciones legales para hacer frente a esta situación y su consecuencias económicas y quédate en casa siempre que puedas. Si alguno de tus seres queridos ha perdido el trabajo y está pasando por una situación económica complicada recuerda que puedesenviarle dinero desde tu propio salón a través de nuestra aplicación móvil o página web.

Utilizamos cookies y otras herramientas de análisis que nos ayudan a entender cómo utilizas nuestro sitio web y a crear una experiencia mejor y más adaptada a nuestros usuarios. Al seleccionar "Aceptar", aceptas el uso que hacemos de las cookies. Obtener más información..