Blog

Consejos de higiene para evitar virus como el Coronavirus

29 Ene 2020 - Categoría:
corona virus

2020 ha comenzado con una amenaza para la salud de todos los habitantes del mundo. El ya famoso coronavirus ha irrumpido con fuerza. Su foco original en la ciudad de Wuhan, en China, ha ido expandiéndose poco a poco y ya se cuentan con casos de este brote vírico en otros países de América, Europa y Oceanía.

Las alertas han saltado en todo el mundo y la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha realizado una serie de recomendaciones a toda la población mundial para intentar tranquilizar los ánimos y evitar, en la medida de lo posible, que se siga propagando el virus sin control. A continuación, repasamos toda la información relacionada con el coronavirus así como algunas normas de higiene que te ayudarán a prevenir, en la medida de lo posible, su contagio.

Que es el coronavirus

Aunque puede parecer un nuevo término, los coronavirus llevan ya unos años con nosotros. Esta familia de virus se descubrió en los años 60 del siglo pasado. Realmente no está claro cuál es su origen. Su nombre hace referencia a la estructura que tiene el virus, en forma de corona. Previo a este último, se detectaron la aparición de dos brotes epidémicos: el SRAS-CoV, en 2002, y el MERS- CoV, en 2012, con una mortalidad del 10% y del 35% respectivamente. Los expertos no creen que este último brote llegue a ser tan grave como los casos previos, aunque de momento su impacto está siendo considerable

De hecho, gran parte de los coronavirus no representan ninguna amenaza para los humanos. Son tratados con un gran éxito y sus pacientes tienden a recuperarse en cuestión de días. Pero hay que tener en cuenta que tienen una mayor actividad en los meses de otoño e invierno, así como en la población infantil. Así que estamos precisamente en una época propicia para su desarrollo.

Origen de este foco de Coronavirus

Este último brote de coronavirus, que se empezó a detectar a finales del mes pasado, tiene su epicentro en la ciudad china de Wuhan, capital de la provincia Hubei, en plena China Central.

Parece que el origen del foco está en un mercado donde se vendían animales salvajes vivos, aunque todavía no se sabe al 100% qué animal fue el responsable del salto de este virus a los humanos. De hecho, algunos expertos aseguran que ha podido darse como combinación de dos especies: serpientes y murciélagos.

Las autoridades chinas, como medida de prevención, ha prohibido la comercialización de animales salvajes vivos de forma temporal. Si la medida se muestra eficaz muchos piensan que el gobierno mantendrá esa norma de forma permanente, a la vez que anima a la población el consumo de carnes más saludables para el ser humano.

Lo cierto es que la enfermedad ha ido superando poco a poco la ciudad y la propia China para convertirse en una amenaza global. Algunas instituciones académicas están realizando mapas interactivos para recopilar los casos que se están identificando así como el seguimiento de su evolución.

Afecciones y Síntomas del Coronavirus

Los coronavirus pueden generar una serie de afecciones en las personas, desde un simple resfriado a enfermedades que representan mayores amenazas, causando daños severos en nuestro sistema respiratorio.

Entre los síntomas más comunes del virus tenemos la fiebre y trastornos habituales en nuestro sistema respiratorio, como la tos o la disnea. También el paciente puede experimentar síntomas de fatiga.

Estos síntomas son, como decíamos antes, tratables. Pero si no se atajan a tiempo, se puede derivar a situaciones mucho más complejas como neumonía, insuficiencia renal o incluso la muerte.

Tratamiento del Coronavirus

En la actualidad no existe ningún tratamiento específico para luchar contra el coronavirus. Las medidas que usan los médicos son las mismas que se usan para tratar esas afecciones (fiebre, tos…) en otro tipo de enfermedades.

Los científicos también están trabajando a contrarreloj para intentar generar una vacuna que sirva de ayuda para frenar la expansión del virus. Este proceso no es algo simple ni rápido. Además, como cualquier otra vacuna, debe probarse para que podamos asegurarnos de que no hay efectos adversos no deseados en su aplicación.

Recomendaciones de higiene de la OMS para luchar contra el Coronavirus

Como en tantas ocasiones, la prevención es una de las mejores armas que tenemos en la medicina para luchar contra posibles infecciones. Lógicamente, no podemos eliminar el riesgo al 100%. Pero sí podemos reducir su posible impacto considerablemente. Y aquí la palabra clave que recomienda la OMS es la higiene.

Una de las cosas más sencillas que podemos hacer, y que nunca resaltamos lo suficiente, es lavarse las manos de forma correcta. Si hemos tenido contacto con una persona enferma (por este virus o cualquier otro) debemos lavarnos las manos de forma cuidadosa. Puede que creas que lo haces de forma correcta, pero si ves este vídeo sobre cómo lavarte las manos estamos seguro de que vas a aprender varias cosas que no sabías.

Si no tienes a mano (nunca mejor dicho) agua y jabón y vas a comer, te recomendamos usar algún desinfectante con alcohol.

Otro hábito que debemos cambiar es el correspondiente al estornudo. Desde pequeños nuestras madres nos decían que nos pusiéramos las manos en la cara antes de estornudar. Pero esto es un grave error. Lo que debemos hacer es usar nuestro codo flexionado o, si hubiera esa posibilidad, estornudar directamente en un pañuelo para, acto seguido, desecharlo inmediatamente.

Una de las mejores formas de reducir el riesgo de contagio es reduciendo el contacto con personas que ya se han visto afectadas. De hecho las compañías aéreas están poniendo ensuspenso sus rutas al país asiático a la espera de que la situación sanitaria mejore.

En este caso concreto, como parece que el foco se originó por el contacto con un animal, la OMS está recomendando también evitar al máximo los contactos con animales vivos susceptibles de ser nuevos focos de propagación. Además, las autoridades están recomendando que se evite el consumo de productos animales crudos o poco cocidos. Cuanto más se cocinen lo alimentos incrementaremos las posibilidades de matar las bacterias que puedan contener.

Utilizamos cookies y otras herramientas de análisis que nos ayudan a entender cómo utilizas nuestro sitio web y a crear una experiencia mejor y más adaptada a nuestros usuarios. Al seleccionar "Aceptar", aceptas el uso que hacemos de las cookies. Obtener más información..